Preguntas frecuentes

He pensado que agrupar algunas de las preguntas que me suelen hacer sobre este proyecto puede ser una buena idea, así que allá van.

¿Los productos procesados son el demonio?

Que va, pero creo que la base de la alimentación deberían ser los productos sin procesar, materia prima, y usar los procesados para productos y situaciones muy puntuales. La tendencia habitual parece ser la contraria.

¿Todos los procesados son iguales?

En absoluto. Hay buenos, aceptables, malos y horrendos. Ya adelanto que buenos son un 5% así a ojo. Los mejores suelen ser los que están destinados a una correcta conservación de la materia prima como algunas conservas o congelados. Quesos, yogures naturales, aceite de oliva…también son productos procesados o transformados pero siguen siendo saludables.

¿Que hace un producto peor que otro?

Hay tantos puntos de vista que sería imposible contestar a esta pregunta, desde la sostenibilidad hasta el tipo de dieta pasando por las últimas revelaciones de los estudios más recientes. Por ese motivo decidí centrarme únicamente en la calidad nutricional del producto, y aun así tratarlo a grosso modo, destacando en las infografías tres o cuatro puntos ampliamente reconocidos como no beneficiosos por todos los colectivos. Estos puntos son la cantidad de azúcares añadidos, el exceso de sal o la presencia de harinas y aceites vegetales refinados. 

¿Por qué no marcas también la presencia tal ingrediente?

Si atiborrase la imagen de textos y notas cual escena barroca perderíamos el norte fácilmente, la eficacia de las publicaciones radica en su simplicidad.

¿Por qué no marcas también los aditivos E-XXX si son malos?

En general los E-XXX han probado su seguridad y no son tan malos como los pintan, no los marco por esa razón y por lo mismo que la pregunta anterior. Ahora bien, a nivel personal soy partidario de que cuantos menos aditivos de cualquier clase tenga un producto procesado, mejor. No dudo en la seguridad de dichos aditivos, pero una cosa es seguridad y otra conveniencia, quizás no sean tóxicos en ciertas cantidades pero eso no quita que, por ejemplo, algunos puedan alterar la microbiota intestinal. Tampoco está tan estudiado qué pasa cuando se juntan 4 o 5 en un mismo producto, que es algo habitual. En definitiva, principio de precaución y lo de siempre, priorizar materia prima.

¿El objetivo del proyecto es mostrar lo malos que son algunos productos seleccionados?

Realmente no, aunque lo pueda parecer. De hecho de vez en cuando publico algún “Procesado aceptable”, según mi criterio claro, que puede ser equivocado en algún momento. El principal objetivo del proyecto es acostumbrar al consumidor a que obvie lo que aparece en la carátula de la caja y se vaya siempre a leer los ingredientes. Mi recomendación general es que si no sabes reconocerlos, busca alternativas. 

Llevo unas cuantas imágenes y me estoy quedando sin comida, ¿voy a tener que vivir del aire a este paso?

Si te ocurre es porque tu alimentación no se basa en comida de verdad y además la elección de los procesados parece que no es la más acertada. Es un toque de atención más que un castigo. Carne, pescado, verduras, hortalizas, huevos, frutas, frutos secos, tubérculos, legumbres, cereales… todo en su vertiente sin procesar, tienes variedad para aburrir. 

¿Acabaré siendo Maestro Jedi de la elección y podré seleccionar siempre los mejores procesados y alimentarme únicamente de ellos?

De nuevo, no perdamos el norte. Lo más importante es basar la dieta en el listado de antes, lo siguiente será usar tus poderes Jedi para hacer la mejor elección de determinados procesados que complementen tu dieta, si es que los necesitas. 

No me voy a morir por un poco de harina blanca que aparece aquí o el azúcar que aparece en cuarta posición allá, ¿es este proyecto un ejemplo de ortorexia y realmente no es para tanto?

Viendo las cifras en aumento de alergias, enfermedad cardiovascular, diabetes, obesidad infantil y unas cuantas más, igual no se está exagerando lo suficiente. Por desgracia, comer normal se ve raro hoy en día, como si fuese una forma más de llamar la atención o de necesidad de pertenencia a un grupo exclusivo. Así que, no, en principio no te vas a morir por esa magdalena, pero como se está viendo que después de ella van unos cereales azucarados, luego un colacao, después una pizza industrial, refresco, etc. completa aquí con todos los procesados de media/baja calidad que puedas consumir durante un año y tendrás la respuesta. 

¿Aporta algo el proyecto si lo único que hace es copiar los ingredientes que ya aparecen en el propio producto?

He tenido que usar la cámara del móvil y el zoom para poder leer los ingredientes de algunos, con eso ya hace un bien a muchos. Pero realmente no es en ese aspecto donde más aporta, hacerlo de una forma muy visual hace que esa información pueda competir de forma justa con las carátulas de los productos llenas de colores, slogans llamativos y diseños atrayentes. 

¿Qué ganas con esto?

Enemigos con abogados 😀